Carros cargados de un rico y valioso botín

wagen-4
Reconstrucción del carro cargado con el botín que se hundió en las aguas del Rin

El tesoro de Neupotz presenta el mayor conjunto de componentes de carros de transporte hasta ahora encontrado. Gracias a la grava húmeda del Rin, han llegado a conservarse incluso partes de ruedas de madera. Por primera vez ha sido posible hacerse una idea detallada sobre la apariencia de un vehículo de carga romano (plaustrum). Las piezas de carro conservadas de este tesoro permiten inferir la presencia de, al menos, dos vehículos de transporte y de una gran cantidad de ruedas de reserva.

Cargados con un rico botín, los alamanes emprendieron el camino de vuelta desde los territorios de la Galia Meridional y Central donde habían pasado el invierno, a casa, desde donde habían partido más o menos medio año atrás. Aunque durante el trayecto rehusaban realizar incursiones importantes, las granjas y en especial los ricos santuarios eran objeto de su pillaje.

Debido al peso del botín que iba cargado en carros, el camino de regreso debía realizarse a través de las vías romanas, caracterizadas por su buena factura. A través del Valle del Ródano y la Suiza romanda alcanzaron el Rin junto a Basilea. A continuación siguieron su curso hacia el norte, donde finalmente se atrevieron a emprender la travesía del río.

Website Pin Facebook Twitter Myspace Friendfeed Technorati del.icio.us Digg Google StumbleUpon Premium Responsive

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *