Ars clostraria, el arte romano de la cerrajería

33_mt_abb-1
Cerraduras en forma de bote, Primera mitad del siglo III, Depósito de Neupotz

La ars clostraria, también conocida como “arte de la cerrajería”, fue ya un oficio independiente en época romana y posterior. Los lujosos candados y cerraduras con forma de bote demuestran que su fabricación no tenía un carácter meramente funcional. Su forma suele ser redonda, aunque en algunos casos es también rectangular y octogonal, y la carcasa es de hierro, hierro con bandas de plata o de bronce, o simplemente de bronce. Continuar leyendo “Ars clostraria, el arte romano de la cerrajería”

El esplendor de Roma antes de la crisis del siglo III

10_jg_abb-2
Detalle de la columna de Igel (reconstrucción). Primera mitad del siglo III

Cuenta Suetonio que Octavio, tras su victoria sobre Cleopatra VII (69 – 30 d.C.), se hizo con los enseres reales y también con la valiosa vajilla de mesa, pero que hizo fundir los recipientes de oro. Como podemos saber por un pasaje de Plutarco, entre ellos se incluyen objetos preciosos de gran antigüedad y valor artístico. ¿Da el vencedor del último de los reinos helenísticos orientales con este hecho una muestra de la mucho más agobiante superioridad moral de Roma y manifiesta así su repugnancia por la pretendida decadencia oriental de la última reina ptolemaica? Continuar leyendo “El esplendor de Roma antes de la crisis del siglo III”

Sabes lo que eran las Authepsae?

20_jg_abb-1__kat_1
Imagen de una de las authepsae del Tesoro de Neupotz

Una pieza singular que aparece de forma frecuente en los tesoros que pueden verse en la exposición El Tesoro de los Bárbaros que se expone en el MARQ tiene relación con la tarea de calentar el vino. Mezclar el vino con agua caliente (calda) al gusto cada uno era, según la apreciación de los autores antiguos, una costumbre específicamente romana. Por el contrario, los griegos utilizaban también agua enfriada (frigida) o nieve. Para calentarla, los romanos hacían uso de calentadores de agua (authepsa) desarrollados para este único fin. Su funcionamiento sigue el principio del samovar y se calentaban también con carbón.

Durante mucho tiempo, la investigación se ha venido interrogando acerca de la función de esta jarra para hervir agua con tapa articulada, de la que se conocen varios modelos desde tiempos de Augusto, hasta que se llegó a la conclusión correcta a partir de los sedimentos de cal de sus paredes interiores: estos recipientes se utilizaban en la antigüedad como hervidores con silbato, y a fecha de hoy aún existen jarras de cobre hechas a mano muy similares y con el mismo uso en Oriente y en los Balcanes.

Los hervidores eran la alternativa económica a las muy costosas authepsae, aunque requerían un fuego y tenían que ser llevadas de un sitio para otro. La jarra que se encuentra en el tesoro de Neupotz presenta como particularidad un aplique de asa que no está unido a la pared del recipiente y protege del sobrecalentamiento del contenido. La tapa articulada, por contra, evita la rápida pérdida de calor del agua.

20_jg_abb-2
Detalle del asa decorada de una de las authepsae del tesoro de Neupotz

La única jarra de vino del depósito no apareció sola en el botín, sino junto al hervidor, lo que indica que ambas provenían del mismo hogar. Una serie de hallazgos confirman que ambas se complementan perfectamente en la mesa como recipientes para la bebida, pues funcionalmente se necesitan una a otra.

Debido al tipo de asa que presentan, los hervidores estaban expuestos en principio a un deterioro muy rápido. La jarra de vino parece el más antiguo de los dos recipientes, como demuestra su mayor desgaste. Las jarras articuladas de esta forma permiten echar una mirada retrospectiva a una larga historia de desarrollo que se puede seguir desde Grecia hasta Italia y que continúa todavía en la tardo-antigüedad.

En el siglo II constituyen el modelo de más éxito en las provincias del noroeste.

Armas con las que conseguir un tesoro

34_hb_abb-3-alternativ-web
Conjunto de lanzas aparecidas en el tesoro de Hagenbach
34_hb_abb-1
Spathae o espada romana del tesoro de Hagenbach

El depósito de Neupotz comprende un total de 19 armas de la época romana que se dividen en 11 spathae o espadas largas, 4 puntas de lanza, una punta de jabalina y tres dardos de catapulta. Durante el siglo II d.C. se introdujeron en el ejército romano las armas largas, que relevaron al arma corta utilizada durante mucho tiempo, el gladius. Continuar leyendo “Armas con las que conseguir un tesoro”

La curiosa historia de Andossus, hijo de Obbelexx

39_gb_abb-21Hay un conjunto de piezas en la exposición El Tesoro de los Bárbaros que se expone en el MARQ que son muy inusuales de encontrar. Nos referimos a las 130 placas votivas, que aparecieron en el Tesoro de Hagenbach y que fueron sustraídas por los saqueadores con sus correspondientes edículos en forma de arco. Más o menos la mitad de las placas votivas habían sido atadas y estaban cogidas con una anilla de plata. Las placas representan árboles esquematizados. Algunas terminan en forma de edículo, muchas otras tienen apliques en forma de media luna que, con toda probabilidad, representaban los cuernos de una res.

Continuar leyendo “La curiosa historia de Andossus, hijo de Obbelexx”

Las ocultaciones de bienes ante la crisis producida por los Bárbaros

07_rp_abb-4
Los romanos atemorizados tendían a ocultar sus bienes para evitar los saqueos

Si algo pone de relieve la exposicion El Tesoro de los Bárbaros que puede verse en las salas del MARQ es la situación de indefensión ante los ataques de las hordas bárbaras a sus villas y haciendas.  

Precisamente en estos tiempos peligrosos, los atemorizados habitantes de las provincias romanas ponían a buen recaudo no sólo sus posesiones con su dinero y sus joyas, sino también utensilios del día a día elaborados con bronce o hierro. Los objetos de valor atesorados se depositaban a menudo en una caja o bien en un recipiente de arcilla o metal que servía de receptáculo para albergarlos.

 

Respecto al período de crisis que tuvo lugar alrededor de la mitad del siglo III. d.C. se observa un claro aumento de este tipo de depósitos. La mayoría de las veces se trata de depósitos monetales en los que llamada “moneda final” data el conjunto del tesoro hallado. Estos tesoros compuestos por bienes de propietarios son muy diferentes de los depósitos de saqueadores, como los de Neupotz y Hagenbach. En estos casos no se trata de propiedades puestas a salvo por ciudadanos romanos, sino de un botín germánico, más concretamente de un botín que se perdió al atravesar el Rin.

El reparto del botín

barbarenschatz_03
Fragmentos de piezas de plata partidas para el reparto del botín

Los piezas que se exponen en la muestra El Tesoro de los Bárbaros muestra el botín de los saqueos alamanes en la Galia e ilustran de manera formidable uno de los motivos por los que los germanos asentados entre el Danubio, el Rin y el Oder decidieron atacar las provincias romanas a partir de finales del siglo II. Continuar leyendo “El reparto del botín”

Una ciudad romana crece dentro del MARQ

dsc_0008
Se ultiman los preparativos para la inauguración de la exposicion El Tesoro de los Bárbaros

Las tareas de montaje de la exposicion El tesoro de los Bárbaros continuan a buen ritmo y la minuciosa colocación de piezas que están haciendo el comisario de la exposicion Richard Petrovszky y los técnicos del Museo de Speyer está a punto de concluir.
Continuar leyendo “Una ciudad romana crece dentro del MARQ”

Finalizado el desmontaje de las exposiciones

Ya han concluido las labores de desmontaje de las exposiciones “La Belleza del cuerpo en la Antigua Grecia” y “Huellas Griegas en la Contestania Ibérica”. Con la llegada de los correos de los museos que han colaborado en esta importante exposición (British Museum, Louvre, Museo Arqueológico Nacional, …) se iniciaron estos trabajos que concluyeron ayer cuando el Dicóbolo volvió a la caja que servirá como embalaje para su traslado hacia su próximo destino.

comprobacion-piezas2 Continuar leyendo “Finalizado el desmontaje de las exposiciones”

222.430 GRACIAS

discoboloblog1
El Discóbolo en el MARQ

Las exposicones “La Belleza del Cuerpo: Arte y Pensamiento en la Grecia Antigua” y “Huellas Griegas en la Contestania Ibérica” han llegado a su fin. El MARQ, Museo Arqueológico de Alicante quiere dar 222.430 gracias a todos y cada uno de los visitantes que a lo largo de estos últimos seis meses se han acercado a contemplar las maravillas del arte griego.

Así se ha visto en la prensa la despedida del Discóbolo.

Europa Press
ADN.es
El Mundo
La Verdad
Diario Información
Mediterráneo
Siglo XXI
Diario Crítico
Cope
Globedia
Terra